Matrimonio agresivo

¿Qué es un matrimonio agresivo?

Un matrimonio agresivo es aquel que no se relaciona con respeto sino con injerencias y agresiones físicas o psicológicas.

En definitiva, el matrimonio agresivo es aquel que no es pacífico y por tanto que no se asienta en pautas armónicas y equilibradas.

Vamos a tratar de ello para aclarar cuestiones que realmente todos sabemos, pero que en ocasiones no vemos o incluso no queremos ver. No es cuestión de justificar o de pensar que la agresividad es “pequeña” o que se produce “poco”.

La agresividad, violencia e intimidación nunca está justificada, menos aún en las relaciones familiares y sentimentales.

Matrimonio agresivo

¿Cómo saber si mi matrimonio es agresivo?

Objetivamente las personas solemos estar de acuerdo y ver claramente en los demás comportamientos agresivos, pero en cambio en ocasiones no somos capaces de verlo en nuestras propias relaciones.

A veces lo que pasa es que normalizamos conductas y comportamientos que no deberíamos tolerar pues pierden las formas y la consideración con la que se debe de tratar a cualquier persona.

En ocasiones incluso podemos tener un matrimonio agresivo bilateral y recíproco.

¿Qué quiere decir esto? Que ambos miembros de la pareja arremeten de manera inadecuada y violenta contra el otro.

No es sano, no es justo y no deberías permitirlo ni en tu pareja ni en ti mismo o misma por amor propio.

En ocasiones la relación se degrada tanto que ambos esposos se pierden el respeto pensando que está justificado alzar la voy y chillar, decir palabras despreciativas o incluso llegar a la agresividad física, pero nunca lo está.

  • Da igual quien empezó.
  • No importa quien ha hecho la actitud agresiva más grave.
  • Tampoco importa quien repite más conductas agresivas.

Hay que tener intolerancia a la violencia y a la agresividad.

En los casos de matrimonio agresivo, de no ser posible suprimir esta agresividad, la mejor opción puede ser (hay que analizar caso por caso) el divorcio a tiempo de que lleguen o se repitan situaciones límite.

Detectar pareja violenta

Detectar pareja agresiva:

Con independencia de que estemos casados, o no, es importante tratar de ser consciente de si tenemos una pareja agresiva y también si nosotros propiciamos o protagonizamos comportamientos agresivos, provocadores o violentos.

Cualquier comportamiento de nuestra pareja que nos condicione mediante coacción o intimidación puede ser violencia o agresividad.

Tenemos libertad para hacer aquello que podemos y dejar de hacer aquello que no queremos.

Por tanto, si nuestra pareja nos condiciona de manera incómoda y sin respeto utilizando la violencia o intimidación estaremos ante una relación de pareja agresiva.

No hay secretos, cada uno puede elegir qué quiere aguantar, pero evidentemente no debemos de mantener una relación violenta y cuanto antes finalice mejor.

Es algo fácil de decir pero muy complicado de hacer en ocasiones, por eso, si necesitas apoyo, puedes contar con nuestro despacho y con las asociaciones, agrupaciones e instituciones y administraciones de apoyo a la violencia.

No es cuestión de sexo masculino o femenino, no es que sea cosa de hombres o mujeres agresivos, la violencia no tiene sexo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.