Piso alquilado con juicio de desahucio

Piso alquilado con juicio de desahucio:

Existen dos posibilidades, que ustedes sean los propietarios de una vivienda alquilada en situación de impago con el inquilino, o que sean los inquilinos que han dejado de pagar el alquiler al propietario por no poder o por no querer al no haberse coordinado.

Desde el punto de vista del propietario:

En el caso de que ustedes sean los propietarios, deberán de interponer la demanda de desahucio con normalidad en correlación a la propiedad del mismo, al ser copropiedad, tendrán ambos que interponer el proceso en calidad de parte demandante para evitar que la parte demandada pueda alegar falta de legitimación activa. Acceso a información de desahucio económico.

Desde el punto de vista del inquilino:

En el caso de que ustedes sean los inquilinos, deberán de hacer un esfuerzo por coordinarse, y por ello abonar la renta hasta el momento de la entrega de la posesión, no siendo viable que se marche uno del inmueble y se quede otro considerando que se ha resuelto la obligación para el que se ha ido, pues aunque incluso se pueda establecer así en el convenio regulador el propietario podrá reclamar la renta impagada a ambos, pues el contrato de alquiler supondrá el pago de la renta hasta la entrega del uso y disfrute del piso o local arrendado.

Pendiente de juicio de desahucio en el Juzgado
Piso alquilado

Todo proceso de separación o divorcio requiere un especial esfuerzo de coordinación y mediación para evitar que se generen mayores perjuicios, como puede ser la no iniciación de un proceso de desahucio como propietarios, o situarse en un impago de alquiler por falta de entendimiento que pueda suponer la interposición de la demanda de un proceso de desahucio por parte del propietario acreedor. En mucho casos una de las partes cuando concurren dos o mas titulares de los derechos se beneficia de los mismos deliberadamente por buscar por encima de todo su propio interés en vez de tratar de ser considerado o considerada con la persona con la que en su momento se ha decidido compartir el derecho con los mejores propósitos y seguramente con las “mejores palabras” cuando todo iba bien, pero que se torna en “malos hechos” cuando vienen las dificultades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.