Enfermedad de pareja como motivo de separación

Divorciarme o separarme en caso de enfermedades de mujer o marido
Enfermedades y divorcio

Enfermedad de pareja como motivo de separación:

Este tema es muy delicado y por ello lo trataremos con el máximo respeto. Desde el momento en el que dos personas contraen matrimonio se establece una serie de derechos y obligaciones derivadas entre las partes que conforme la evolución de la institución matrimonial en ocasiones no es bien entendida por las partes, aclarando alguna de las cuestiones básicas que consideramos que nos ayudaran a entender mejor la situación:

Derecho a divorciarme:

Toda persona tiene derecho a divorciarse, la mejor opción es la de mutuo acuerdo, pero incuso sin el consentimiento de nuestro cónyuge es posible por la vía contenciosa sin que nuestro cónyuge pueda hacer nada para impedir la declaración de separación o divorcio del matrimonio, otra cuestión es la regulación accesoria que sí será objeto de juicio como hecho controvertido.

¿Hay que dar algún tipo de justificación del motivo de la ruptura de pareja?.

Desde 2005 no existe la causa de divorcio de tal manera que para acudir a la separación o divorcio no será necesario exponer los motivos de la ruptura, ya no existe el que denominaban “divorcio culpable”, ambos tienen derecho con plena libertad de decidir poner fin al matrimonio.

Importancia y valoración de la dolencia de salud:

La enfermedad de cualquiera de las partes, tanto demandante como demandada no tendrán incidencia en la tramitación en el sentido de que no será algo bueno ni malo que condiciones el proceso, cada familia tiene sus circunstancias propias.

¿Existe el derecho a la compensación directa?.

En el caso de que uno de los esposos padezca una enfermedad ello no supondrá directamente ningún tipo de derecho ni obligación. Las personas somos libres y tenemos derecho a divorciarnos a pesar de poder estar sufriendo una enfermedad, al igual que si le pasa persona que la padece es nuestro cónyuge.

¿Qué valora el Juez en un juicio?.

En todo caso lo que podrá establecerse si se considera oportuno por los esposos de mutuo acuerdo o por el Juez en proceso contencioso lo estima conveniente, una pensión compensatoria o la atribución del uso y disfrute del domicilio común, si su enfermedad le condiciona hasta el punto que le hace ser la parte mas débil y pero parada de la ruptura. En cuestión paternofilial (los derechos y obligaciones para con los hijos comunes) la situación es muy compleja pues convergen múltiples factores. Si la enfermedad no le impide el suficiente y normal cuidado de los niños, no debería de suponer ninguna diferencia o desvalor, pero se debe de analizar detalladamente caso por caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.