San Valentin y divorcio express

San Valentin es una fecha señalada para celebrar el amor, lo cual es algo maravilloso si se tiene la suerte de tener un amor querido y correspondido.

En cambio, también se puede enfocar desde el punto de vista de las relaciones sanas y constructivas. Por tanto no sería el día de rememorar relaciones que no son deseadas o no son queridas o positivas para los cónyuges.

Nosotros no incentivamos el divorcio, sino que lo hacemos accesible para toda aquella persona que lo quiera.

Se trata de que se pierda el temor a divorciarse y que se pueda dar más importancia a cuidar el matrimonio.

En San Valentin debemos de querernos mejor. Lo ideal es que eso suponga que los enamorados y personas que tienen una relación sana y viable puedan fortalecerla. En cambio cunado la relación no funciona debería de ser un día para reflexionar.

¿Ese es el amor que queremos tener en San Valentin?, y lo que es más importante, ¿es el qué queremos tener a lo largo del año?.

El amor no es un día sino un día a día.

Divoricarme o separarme en San Valentin el día de los enamorados:

No hay ningún día bueno o malo, pero tal vez el día de los enamorados sea un día para reflexionar y mejorar nuestra capacidad de amar, querer y tomar las decisiones adecuadas.

Divorcio en San Valentin

En la mayoría de los casos se pueden tomar decisiones y actitudes que refuercen la relación. En alguno casos en los que los cónyuges cuentan con una relación que nosotros llamamos contenciosa, se debe de tratar de buscar una solución cuanto antes que impida que ambos cónyuges superen su límite.

Es posible potenciar nuestra capacidad de entendernos tanto cuando las cosas van bien, que es el objetivo y cuando las cosas no van tan bien y por desgracia se tuerce y trunca la viabilidad del matrimonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.