Lo más importante del convenio regulador

Lo más importante de un convenio regulador de separación o divorcio es que su contenido sea claro sin ambigüedades que puedan generar un conflicto por la mera diferencia de interpretación de las partes.

Convenio regulador de divorcio

El convenio regulador se homologa judicialmente y pasa a ser una resolución vinculante para ambos cónyuges.

Ello no quiere decir que tengan que cumplirlo forzosamente, sino que en caso de desacuerdo ambos tendrán derecho a solicitar el cumplimiento del contenido de la regulación establecida en el convenio regulador.

Lo más importante desde nuestro punto de vista no es el convenio sino la actitud y aplicación de los ex cónyuges.

El convenio regulador no deja de ser un papel que no crea problemas sino todo lo contrario trata de solventarlos en el caso de que existan ante la incapacidad de las partes de entenderse amistosamente en primer término.

La regulación en ningún caso es imperativa sino subsidiaria al entendimiento de las partes.

Si bien es cierto que la tendencia mayoritaria debe de ser la aplicación ordinaria de las bases de la regulación del convenio regulador, que para eso se ha establecido como se ha pensado cumplir principalmente.

Consejos y recomendaciones de abogados:

Desde nuestra experencia sabemos que las rupturas matrimoniales son muy complicadas.

Más aún si existen hijos comunes menores de edad o vinculaciones patrimoniales que no acaban con la firma de la separación o el divorcio.

Pero lo más importante es cuidar la relación con nuestra expareja.

No es que se tenga que tener una gran relación constante sino la necesaria desde un enfoque respetuoso y cordial que pueda generar la confianza que permita no aplicar el criterio de intransigencia sino el de buena fe y sentido común.

Ello será lo que propicie el beneficio mutuo.

Tal vez pensemos que nuestra mediación y cesión en nuestros derechos no sirve para nada, pero provocarán una reacción en nuestra ex pareja que si lo sabe entender será recíproca o en el peor de los casos suavizará sus reacciones negativas.

Un buen abogado no deja de ser una persona que intente minimizar las consecuencias legales de una relación personal mal avenida en la que ha sido posible el entendimiento.

Por ello, no sólo es importante contar con un buen convenio regulador que nos solucione los problemas, sobre todo es importante poder tener la actitud y predisposición necesaria que haga posible que no llegue a generarse un problema que haga aplicar el convenio regulador necesariamente.

Lo mejor es adaptar la vida familiar en cada momento y no tener que adaptarla al convenio que en ningún caso podrá adaptarse a las necesidades familiares que son cambiantes en cada momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.