Vivir después del divorcio con mi ex marido o ex mujer, ¿funcionará??

Divorciarme pero seguir viviendo juntos

No existe ningún tipo de impedimento legal que haga que no sea posible que un matrimonio divorciado pueda seguir viviendo y conviviendo bajo el mismo techo.

Vivir después del divorcio con mi ex marido o ex mujer, ¿funcionará??
Vivir juntos después del divorcio

¿Qué es algo raro?.

Mucho, incluso antinatural.

No obstante no es nada más que el convivir con una persona como sucede en tantas relaciones personales: Padres e hijos, compañeros de piso compartido, parejas, hermanos, socios… etc.

Convivencia con mi ex pareja después de haberme separado.

Como decisión suena a arriesgado, pero puede ser una alternativa para solucionar una crisis matrimonial.

Si se acuerda un uso compartido podrán acordarse las normas mínimas y básicas de convivencia.

Si por el contrario lo sentencia un Juez nunca va a acordar que dos cónyuges separados o divorciados compartan casa en el mismo periodo de tiempo. Podrá establecer el uso de ambos en diferentes y alternativos periodos de tiempo, a uno, a otro o incluso a ninguno.

Como es bien sabido, sin acuerdo suelen perder todas las partes.

El acuerdo de compartir casa entre dos esposos divorciados no tiene que salir forzosamente mal siempre y cuando se use el sentido común y la consideración hacia el otro.

Convivir con mi ex pareja:

De entrada es una mala situación pues lo normal es vivir sólo o con una persona afín.

Esa persona afín puede ser una pareja con la que no tenemos necesariamente que estar casados.

Puede ser un amigo, familiar o incluso desconocido compañero de piso en un piso de habitaciones alquiladas a diferentes personas.

Lo que es una verdadera bomba de relojería es compartir vivienda y techo con nuestra ex pareja con la que tendremos nuestros motivos para habernos separado.

Vivir juntos después de habernos divorciado puede ser una situación transitoria por necesidad o por algún motivo que lo justifique.

Pero no debería de considerarse algo permanente pues es contradictorio con la idea de divorcio que supone la separación de cuerpos y de vida al disolver el vínculo matrimonial.

¿Es normal?.

No, no es normal.

¿Es legal?.

Sí, es perfectamente legal.

¿Es sano?.

No, ni a corto, ni medio ni largo plazo. Debe de considerarse una situación estrictamente natural pues no es compatible con los nuevos proyectos de vida separados del matrimonio divorciado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.